Cielos de Extremadura

      Un placer haber participado en el VII Encuentro de Blogueros de Extremadura, celebrado el 25 de Noviembre de 2017 en Trujillo. Agradecemos que hayan contado con nosotros para la celebración de este encuentro, así como para la participación en el libro “Cielos de Extremadura”, presentado en este mismo encuentro. Esta es nuestra aportación.

      En primer lugar nos queremos presentar, somos dos entusiastas de la fotografía de larga exposición, especialmente en la modalidad nocturna, a la que dedicamos gran parte de nuestro tiempo. Actualmente mantenemos un proyecto dedicado a este fin, denominado “Foto Lúdica”, cuyo principal fundamento es compartido con el título de este libro, los Cielos de Extremadura. Aquí radica básicamente nuestro propósito, desde que en el verano del año 2013 nos iniciáramos en esta disciplina, y que desde entonces, hemos seguido manteniendo hasta el día de hoy, cada vez, si cabe con mayor pasión. Desde aquellos primeros momentos hemos ido adquiriendo conceptos, buscando y descubriendo localizaciones, aprendiendo datos de nuestra propia Comunidad, y definitivamente, tomando conciencia de la belleza de nuestros cielos nocturnos, que cada vez con mayor entusiasmo, nos dedicamos a plasmar junto a los paisajes de nuestra tierra.

Puente de Alcántara I

      A día de hoy podemos confirmar fehacientemente que la visión que tenemos cuando cae la noche, el escenario que nos brinda la bóveda celeste en Extremadura, es de una belleza increíble. No siempre lo hemos considerado así, en los inicios, como otros compañeros que se dedican a esto de la fotografía nocturna, la contaminación lumínica nos juega malas pasadas y nos hace pensar que el cielo no se muestra con todo su esplendor. Poco a poco aprendemos a controlar y sacar partido de la situación, descubriendo que existen multitud de rincones y paisajes, libres en gran parte de esta contaminación de nuestros tiempos. Es ahí donde descubrimos el potencial de estos cielos, el momento en el que empezamos a disfrutar como críos; en otras ocasiones, buscamos y hallamos lugares distintos, en los que la propia luz de las poblaciones cercanas no resta encanto a las tomas, incluso obteniendo fotografías con un toque distinto producido por dicha luz.

      Uno de los primeros parajes que descubrimos, muy cerca del centro de la Región, es el Parque Natural de Cornalvo, y que nosotros recomendamos como visita para la contemplación nocturna del firmamento. Enclaves como el Berrocal del Rugidero, quizás nuestro favorito, o el entorno del propio pantano nos han acogido hasta altas horas de la madrugada en numerosas ocasiones. Ubicaciones que nos sirvieron de iniciación en nuestra práctica, y que a día de hoy continuamos visitando año tras año en nuestras excursiones con la cámara. A pesar de la cercanía existente de poblaciones como Mérida o Trujillanos, se pueden observar unos cielos bastantes despejados, que gracias a la exposición permitida por nuestras cámaras actuales, simplemente se tornan espectaculares.

Perseidas 2016

      Un poco más al norte, otra zona que nos llamó poderosamente la atención fue el Monumento Natural de los Barruecos, en las inmediaciones del municipio de Malpartida de Cáceres, lugar bastante conocido por albergar el museo Vostell y las formas pintorescas creadas de forma natural sobre la roca granítica. Durante la época en la que nuestra galaxia muestra su centro sobre nuestras cabezas, desde este emplazamiento se pueden obtener estampas idílicas. Cuando es la luz de la Luna la que nos acompaña, gracias a la iluminación que nos proyecta, elementos como los bolos graníticos quedan reflejados sobre la charca del lugar, se muestra todo el maravilloso entorno que este paraje nos ofrece.

Panorámica Barruecos

      Varias son las ubicaciones que han adquirido cierta fama para estos menesteres fotográficos. Puntos como el Templo de los Mármoles en Augustóbriga, antiguo municipio romano en el margen del río Tajo (antigua Talavera la Vieja), o el Monasterio de Santa Lucía del Trampal, en las cercanías de la sierra de Montánchez, son evidentes ejemplos de ello. En otros casos, como es el entorno del Parque Nacional de Monfragüe, con certificación como destino turístico astronómico, o las inmediaciones del Embalse de Alqueva entre la frontera del Alentejo portugués y la provincia de Badajoz, igualmente declarada zona de cielos oscuros, se vuelven ideales para su observación nocturna, y por ende, para su fotografiado. Demarcaciones que no nos dejarán indiferentes.

Los Barruecos

      Especial interés causan los eventos astronómicos, como las lluvias de meteoros, donde son muchas las personas que se pueden ver en la noche buscando la observación de las estrellas y los destellos fugaces que dejan dichos meteoros durante su entrada a través de la atmósfera. Un ejemplo claro lo tenemos con las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo, en la que fotógrafos y observadores se cruzan muy a menudo. Una vez más, sobre nuestras cabezas se produce un espectáculo único.

Vía Láctea Rugidero

      Fenómenos meteorológicos, tales como tormentas, no dejan de ser menos bellos, y a menudo perseguidos por los objetivos de alguno de nosotros con el fin de quedarlos inmortalizados digitalmente. Al igual que éstos, un agrupamiento de nubes sobre nuestros paisajes, y no solamente durante las horas diurnas, pueden llegar a impregnar sobre nuestras retinas una escena difícilmente olvidable.

El Inicio

      No pretendemos presumir de tierra, que lo hacemos, pero creemos que nos encontramos en un entorno privilegiado, que por una razón u otra mantiene una gran cantidad de elementos naturales, siendo nuestros cielos nocturnos uno de estos magníficos elementos que junto a nuestro patrimonio histórico, bastante bien conservado en la mayoría de los casos, crean una combinación única. Hay que aprovecharlos y disfrutarlos, ya que al igual que los anteriormente mencionados, existen multitud de emplazamientos en los que la observación de los cielos y paisajes extremeños se convierte en un verdadero placer para los sentidos.

StarTrail Pozo Cornalvo

      Es una práctica que nos conduce a la paz, al sosiego, a desprendernos del estrés que se nos acumula en nuestras vidas, a disfrutar solos o en compañía, y en definitiva, a gozar durante nuestras horas de ocio, que realmente es de lo que se trata. No hay que quedar atrás que de toda experiencia se aprende algo nuevo; quizás deberíamos retomar la sana costumbre que tenían nuestros ancestros de dejarse encandilar por los astros en los cielos, y que parece que últimamente habíamos perdido. Estos lugares mencionados, así como otros muchos, pueden servirnos para este propósito; seguro que algún día nos encontramos en alguno de ellos.

Panorámica Monfragüe

      Os queremos invitar encarecidamente, no sólo a recorrer Extremadura, sino también a contemplar y sentir sus cielos en la noche, tal y como venimos practicando nosotros desde hace algún tiempo, y que mientras nos sea posible, seguiremos mostrando en nuestro proyecto “Foto Lúdica”.

VII Encuentro Blogueros Extremadura

Turismo Extremadura





Comparte si te ha gustado:

                   

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies